LINEA DIRECTA CON LA VIRGEN


Anoche tropece nuevamente con Susana Romero en "yo amo a la tv" contando detalles de sus frecuentes dialogos con la virgen.
Contó, por ejemplo, que ella desde chica fue preparada por la virgen para cumplir el rol fundamental que cumple hoy(?)
Y como lo sabe? Porque ella era BLANCA de chica y se volvio NEGRA.Asi lo explica ella. Dice que los chicos que cambian de color de piel son elegidos divinos ( Entonces Michael Jackson directamente chatea con Dios)
Tambien conto que su madre, blanca a lo Canosa, la emepezò a rechazar desde que se volvio morena.
Por otra parte, su primer encuentro con la virgen (segun su deduccion) fue cuando pidio una señal y vio en su ventana una paloma blanca (que vendria a ser la virgen)
Seria largo de contar la sarta de delirios que siguieron a este relato, pero por si alguno le cree y tiene ganas de ver todo el merchandaising virginal que tiene, pueden ir a :
www.susanaromeroweb.com.ar

Yo humildemente aconcejaria que le saquen el desodorante de ambiente porque me parece que lo esta inhalando todo.

3 lacras comentan:

Penelope dijo...

saquenle la mercaderia a esta zopenca!!!!!!!!


el consumo le pega mal.

Anónimo dijo...

La mina esta re-chapita da pena oirla que dios la preparo y cuando andaba puteando tambien?? y Viviana tenes razon Michael no solo chateaba con dios desde anoche habla en persona...

The Inner Child dijo...

Vivi, viste la entrevista con Anabela Ascar???

Te morís, mira el díalogo:
- Romero: ... y la virgen medía como tres metros.
- Anabela: Pero como tres metros? La virgen no era como nosotros?
- Romero: Anabela, me estás cargando?
...
- Romero: Soy vegetariana porque comer carne es pecado.
- Anabela: Entonces los que comen un asado son pecadores? Todos son pecadores?
- Romero: Claro Anabela! Claro que si... Me estás cargado??? Te voy a pegar Anabela!... Yo no se si estoy hablando con un muñeco o una persona Anabela! (en esta parte a la negra le agarra el delirio de la persecución).

Es muy buena la entrevista, una pena no encontrarla en ningún lado.